Puntuales como prometieron.

A las 21:30 llegaron los Reyes a la Plaza Chica, donde niños y adultos estábamos esperándolos. Con ellos, entre confetis y caramelos mientras sonaban las campanas, subimos hasta la Iglesia donde nos esperaba D. Ángel Luis.

Una vez dentro, ¡éramos muchos!, los Reyes y sus correspondientes pajes adoraron al niño Jesús. Después, unos minutos donde hubo tiempo para leer el Evangelio, oración, villancicos, el párroco y los chicos conversaron sobre el significado de la Navidad y la noche de Reyes y donde los más atrevidos recordaron a sus majestades lo que habían pedido.

Al terminar, regreso al Aula de Cultura de la Plaza Chica (Toral del Caño), donde nos esperaba el tradicional reparto de regalos y un chocolate con bizcochos, pastas y pestiños. A pesar del trabajo que esa noche tienen los Reyes hicieron tiempo para tomar el chocolate con todos los presentes.


Al día siguiente después de misa, a la que asistieron los magos de Oriente, realizaron una visita a los mayores de la Residencia, para quienes habían traído algún regalo.


Sus majestades nos dejaron un mensaje para todos, de agradecimiento por la buena acogida y la alegría con que fueron recibidos, que nos portemos bien durante el año que comenzamos, comprometiéndose a volver el año que viene.

Por último desde el Ayuntamiento, sin dar nombres para que nadie se olvide, muchas gracias a todos por participar, y a los que aportaron su más que granito de arena en la organización y preparación para que la cabalgata, el reparto de regalos, el chocolate, etc.., etc… , imposible de realizar sin vuestra implicación e ilusión.